Sea lo que sea que puedas o sueñes que puedas, comiénzalo.
El atrevimiento posee genio, poder y magia.
Johann Wolfgang von Goethe



Mariquita Pérez, la muñeca que se viste de verdad

De la idea a los modelos de Santiago Molina: 1939-1942
Leonor Coello, hija del Conde Coello de Portugal, se inspiró en su hija de dos años, Leonor de Góngora, para crear una muñeca especial que se vestía igual que las niñas de la época.
El proyecto se inició con dos millones de pesetas, aportados por María del Pilar Luca de Tena y la madre del novelista Torcuato Luca de Tena. Tras la guerra en 1939, Leonor Coello y María del Pilar Luca se dirigen a Onil y contactan con Santiago Molina, que fabricó las primeras mil muñecas, artesanalmente, en cartón piedra a base de escayola, talco y pegamento, composición denominada “gacha”, que una vez seca se afinaba con una lija.

El cuerpo de cinco piezas, se unía a la cabeza mediante gomas elásticas. Se pintaba “al duco” (pintura nitrocelulósica –laca- que le proporcionaba flexibilidad y resistencia a la intemperie), y se le colocaban los ojos fijos de cristal color miel ó azul, la peluca de cabello natural, las pestañas superiores decoradas, las cejas de un solo trazo, la boca cerrada y colorete en sus mejillas. Medía 46 cm y representaba a una niña de siete años. Venían lujosamente empacadas en las características cajas de cartón de rayas rojas y blancas (convertidas en signo emblemático de la empresa) de Ricardo Gamarra en la fabrica “La Competidora” de Madrid. El primer modelo se presentó con un vestido llamado “Mi Delantal”, confeccionado en tela de vichí a rayas rojas y blancas, dos lazos en el pelo de la misma tela, zapatillas de esparto “topolino” a juego, y ropita interior.
El 11 de noviembre de 1940, se celebró la inauguración de la primera tienda de Mariquita Pérez (Avenida del Generalísimo 12, actual Paseo de la Castellana), y las primeras mil unidades se vendieron en ese mismo diciembre a 85 pesetas, como auténtico producto de lujo.
Entre 1941 y 1942 salieron al mercado nuevos modelos, todavía fabricados por Molina, pero modificados: ojos durmientes, cejas y pestañas inferiores pintadas a trazo, pestañas superiores naturales, y boca abierta mostrando los dos incisivos centrales. En esta época aparecieron también las muñecas andadoras y articuladas a 110 pesetas.

Las primeras muñecas de Florido
En 1943, Mariquita Pérez, ya fabricada en Madrid por Florido, volvió a cambiar; se hizo más morena al mejorar la calidad del baño de pintura “al duco”, se rebajó el colorete de las mejillas y el cabello se peinó a la moda con el bucletón: un bucle en la parte delantera a modo de flequillo, otros dos horizontales, más pequeños, a ambos lados de la cara y uno más grande en la nuca. Otro cambio son las cejas trazadas con aerógrafo.

En 1945, Mariquita Pérez comienza a vestirse con una excepcional colección de trajes regionales de riqueza de detalles y calidad, inigualables. La popularidad de esta serie de muecas regionales continuó hasta el cierre de la compañía. De menor tamaño, se les llamó Mariví, tanto a Mariquita como a Juanín. La frenética demanda colapsó el taller de Núñez de Balboa, pero se rechazó la idea de producción en serie. La empresaria buscó conventos y casas de asilo femenino donde hiciesen los vestidos, como los conventos de San Miguel o San Pascual de Madrid. La sede central en Núñez de Balboa 52
Para 1946, la tienda se quedó pequeña y se trasladó a la calle Serrano 8, en cuyo escaparate se exponía todo acontecimiento social. Reproducían plazas de toros, recreaban El Escorial, o incluso escenas de cine con las maquetas cinematográficas de Atlanta y Los Doce Robles (con Mariquita Pérez ataviada como Escarlata O'Hara) y de El Cid, de Samuel Bronston.
Poco después, la sede central se instaló en Núñez de Balboa 52; el taller de fabricación y confección estaba en planta baja, y las dos plantas superiores se destinaron a salas de canastillas, trajes para las niñas como los de sus muñecas y salón para la clientela.
Mariquita llegó a las tiendas más selectas de las ciudades importantes. Se proporcionaba la mercancía, papel de envolver con las emblemáticas rayas, y el letrero para colocar en fachada. Se abrieron establecimientos en Dallas, Chicago y Colombia; y tuvo un gran éxito de acogida en Portugal, Argentina, Venezuela y Cuba, donde era conocida como la “Reina de Cuba”.
Se llevaron a cabo desfiles benéficos para que las niñas vistieran como sus muñecas, invitando a niñas como Marisol
, y llegando a presentar una colección en el hotel Waldorf Astoria de Nueva York.
Mariquita Pérez llegó a tener sobre 400 complementos, como los sombreros de Rosario Torrijos, y pelucas intercambiables (melena corta y otra más larga). Todos los materiales eran de primerísima calidad, como sombreros con plumas del mismo Tirol (Austria)
, o abrigos de piel de lobo, conejo o astracán. Las gafas eran de Ulloa Óptico (Madrid), con cristales de verdad. Con el tiempo, el ajuar se multiplicaba: baúl, sombrereras, maletas, muebles, billeteras, paraguas, medallas, bolsos, abanicos, máquinas de fotos, misal, libros del colegio con pizarrines, gafas de sol, y hasta un perro de raza fox terrier llamado Olé. La vida de Mariquita Pérez era el reflejo de las niñas de las familias adineradas de la época.

Estancia en Argentina: 1946-1949

En 1946, la familia Coello tuvo que trasladarse a Argentina hasta mediados de 1949. Leonor intentó seguir allí con la producción de Mariquita Pérez, pero resultó imposible por el encarecimiento, por lo que hubo que minorar las calidades. Se realizó en cerámica fría, resultando más pesada, y con un vestuario poco variado y menos cuidado. Con unos centímetros más y marcada en inciso en la espalda, el resultado no fue exitoso. Mientras, en España Mariquita Pérez progresaba. Leonor había delegado en Asunción Robles, Emilia de la Cruz y Carmen Pérez de Aragón, con María del Pilar como responsable.

Otros campos abarcados

El músico Jacinto Guerrero se encargó de componer la música de Mariquita al piano, cantada por el Trío Gurruchaga. Este tema “Mariquita Pérez” se emitía por radio y en los cines durante los descansos. Otro tema posterior es “Los trajes de Mariquita Pérez” (1955) del maestro Bermejo e incluída en un disco editado en 1959 por Radio Juventud de España titulado “Canciones de Aventuras de Mariquita Pérez”.

Niña, para un buen regalo, cuando el tío y el abuelo y el padrino y los papás,te pregunten lo que quieres y no sepas contestar, diles, diles lo que quieres diles, di lo que dirás. Lo que quiero es la muñeca que se viste de verdad. Tendré traje y zapatillas, y pijama y delantal, y maleta y uniforme, y hasta un cuarto colosal.
Mariquita Pérez para las mujeres desde que son niñas retoños de hogar. Mariquita Pérez,¡qué elegante eres! Pues el mes que viene he de serlo más...

También se escribieron cuentos como las “Aventuras de Mariquita Pérez”, de Juan Cuentista (pseudónimo de Torcuato Luca de Tena, sobrino de María Pilar), y que fueron transmitidas por radio. La novela “Historias y más historias de Mariquita Pérez” (2007), de Pilar Tortosa Botella, es un conjunto de relatos con Mariquita como protagonista, narrando sus peripecias en primera persona. Fuera de España destacan las obras de teatro de: Roberto Aulés, “Las aventuras de Mariquita Pérez” (Argentina, 1955); Mayling Peña Mejías y Rosalio Inojosa (Venezuela, 2005).
También influenció en campos, como la pintura (acuarela de Manuel Domínguez "La Muñeca Mariquita Pérez", 1992) o en el filatélico, al emitir Correos de España (
2-01-2006) una serie ilimitada de 8 sellos autoadhesivos denominada Juguetes.

Declive: principios de los 60 - 1976
En 1953 se produjo un nuevo cambio: el cuerpo se estilizó, los ojos eran de fibra artificial, el cabello se peinó a lo “garçon”, la piel más sonrosada y se suavizó la expresión de la cara. Las muñecas fabricadas en Núñez de Balboa empezaron a llevar su nombre grabado en rojo en la espalda, pero no las de Florido que comercializaba otras muñecas con la misma expresión que Mariquita. Excepcionalmente, se realizó un modelo de brazos de celuloide con nudillos y uñas marcados.

En 1959, empezó la serie de plástico duro con mecanismo interno que permitía mover los ojos (ojos flirty). La boca mostraba cuatro dientes, y su estatura aumentó un centímetro detallando dedos y uñas. También apareció un modelo con piel de melocotón, realizado por flocaje (técnica consistente en espolvorear con pequeñas virutas de fieltro color Siena antes de pintar) para imitar la textura de la piel humana, pero sin éxito debido a la dificultad de su limpieza. Otro modelo se realizó en pasta con sistema andador. Estas tres versiones conservaban la peluca natural.

En 1966 se lanzan dos modelos; el primero con cuerpo de plástico rígido y cara de celuloide. En el segundo, totalmente de plástico duro, estiliza el cuerpo, estrecha la cintura, ensancha las caderas, y cambia los rasgos de la cara: cejas modeladas en relieve, ojos verdes y miel, y boca entreabierta de labios más finos. El pelo de fibra sintética, estaba insertado.

Finalmente, en 1970, comenzó a fabricarse el último modelo, de vinilo, ojos durmientes de fibra artificial, boca entreabierta de labios gruesos y cabello insertado con larga melena rubia rojiza o castaña de raya al lado. La llegada de nuevos materiales, formas de producción, el desembarco de multinacionales, competencia, el cambio de gustos infantiles y la repercusión de la separación entre Leonor Góngora y su marido, administrador de los bienes conyugales, abocaron la muñeca a un declive paulatino hasta el cese de su producción en 1976.
Fuentes de consulta y bibliografía
* GARCÍA-HOZ ROSALES, Concha, "La muñeca española del siglo XX. El juguete español del siglo XX. 100 años de entretenimiento y aprendizaje", Madrid, 1998, pp. 19-27.
* SEMPERE QUILIS, Ramón "El nacimiento de Famosa en la historia de la muñeca". Onil, 1998.
* VV. AA., "El mundo de Mariquita Pérez", Barcelona, 2001.

* YUBERO HIGUERA, Consuelo y CONDE CATENA, Javier "La España de Mariquita Pérez" Ed. Aguilar, Madrid, 1996.

* YUBERO HIGUERA, Consuelo y CONDE CATENA, Javier "¿Jugamos a las muñecas? Las muñecas de nuestras madres" Ed. Espasa, Madrid, 2001.
http://www.wikipedia.org/
http://museodeltraje.mcu.es/
http://www.mariquitaperez.com/
http://www.mariquitayamigas.com/

1 opinión:

Celida :

tengo 65 ala edad de 8 mi abuela de ciudadania espanola me regalo una mariquita perez en su coleccion no la encuentro, por el a~o en que me la regalo me imagino que hayan descontinuado ea mu~eka como me puede ayudar .. aqui esta mi e-mail me lo podras enviar... se lo agradecere muchooo.... :) :) celida.toledo44@gmail.com

c u e n t a m e . q u e . o p i n a s

¡Bienvenid@ a Mivionnet!
anímate y escribe aquí tu opinión, estaré encantada de que formes parte de mivionnet.blogspot

¡¡¡ mil gracias por comentar !!!
email: mivionnet@yahoo.es

13 diciembre, 2009

 
Free Bird MySpace Cursors at www.totallyfreecursors.com